Etapas de formación

Las etapas de la Formación Claretiana se encuentran divididas según el pan provincial de formación, todas estas se encuentran ligadas en la unión y configuración con Cristo misionero según el carisma claretiano. Las etapas representan un proceso que nos impulsa a contemplar asiduamente a Cristo y a imitarlo, penetrados de su Espíritu, hasta que ya no seamos nosotros los que vivamos, sino que sea Cristo quien realmente viva en nosotros.

Durante todo el proceso de formación; la consagración, comunión y misión han de ser dimensiones complementarias de la llamada vocación a la unión y configuración con Cristo . Tratamos de alcanzar esta unión a través de la entrega total a Dios, expresada en los votos de castidad, pobreza y obediencia. La alcanzamos también y la expresamos por medio de algunas virtudes según nuestro carisma en la iglesia.

Las etapas de la formación claretiana se desarrollan gradualmente de la siguiente manera:

  1. Etapa Vocacional
  2. Etapa de Propedéutico
  3. Etapa de Postulantado
  4. Etapa de Noviciado
  5. Etapa de Teologado 

“Formación de misioneros, Roma, 1994”