Objetivo de la formación

Promover el crecimiento a los llamados a la unión y configuración con Cristo, para cumplir una misión según el carisma claretiano en la iglesia, mediante un proceso personalizado, en cada situación concreta y abiertos a la universalidad.


“Formación de misioneros, Roma, 1994”