Identidad formativa

 

 

Nuestra identidad, descrita de una manera global en los documentos congregacionales, se expresa claramente en las constituciones, que son nuestra norma de vida y una lectura especial y carismática del evangelio. Estas condensan y transmiten una experiencia de gracia que el espíritu nos concede y genera un peculiar estilo de vida y de Misión dentro de la iglesia.


“Formación de misioneros, Roma, 1994”